Feria del Orinoco: ahogados y licor

La llamada Feria de la Sapoara u Orinoco, cada año deja como resultado uno que otro muerto, ya sea por peleas o algunas personas que desean refrescarse del calor y se lanzan al río Orinoco, pero no vuelven a salir de sus aguas.

A lo largo del paseo Orinoco la alcaldía desplego unos pendones que decían “Bienvenidos XLII Feria del Orinoco 2009 la feria la haces tú.” La frase “la feria la haces tú” fue cumplida al pie de la letra por los residentes y visitantes de la ciudad, pues hubo de todo desde ahogado, enfrentamientos entre bandas delictivas, juegos de azar, venta de ropa y lo más buscado las bebidas alcohólicas que eran vendidas en promoción 3 por 10 bolívares.

Hay que felicitar a los padres quienes en está ocasión no dejaron que sus hijos menores de edad vendieran las llamadas bebidas espirituosas y cigarrillos como años anteriores.

En esta oportunidad todo estuvo organizado. Hacia el puerto Blohm había comida (parrillas, cachapas, pinchos, entre otros) y bebidas alcohólicas, hacia el Mirador Angostura ventas de artesanías, juegos de azar y hacia el otro extremo venta de ropa.

El paseo Orinoco parecía un gran campamento minero donde ni caminar se podía y los tarantines cubiertos con lona daban la bienvenida a visitantes y residentes.

Ahogado

El lunes 17 de agosto de 2009 paseando por el puerto de Las Lanchitas o del Blohm, ya eran las 4 de la tarde una lancha se preparaba para trasladar a sus tripulantes hacia Soledad y se escucho a un hombre decir –salió el ahogado- todos miraron hacia donde apuntaba aquel dedo y en efecto era el cuerpo del hombre que se había lanzado la noche del domingo.

La lancha que salía decidió acudir hasta donde estaba el cuerpo del desafortunado con la intensión de resguardarlo y trasladarlo hacia la orilla, sus tripulantes atónitos ante esa hazaña que realizaban.

El ahogado se lo llevaba la corriente hacia el centro del río, en eso llegó otra lancha donde se montaron Bomberos quienes procedieron con guantes en sus manos para sujetar al muerto por un brazo y llevarlo al margen del río.

El puerto de Las Lanchitas parecía que estaban presentando el Cristo del Orinoco, pues había gente como arroz desde niños hasta ancianos decían –permiso déjame ver, trae la cámara, cuidado que te caes tú al río- llegó el ahogado y todos tapándose la nariz por el supuesto hedor del cadáver, pero no olía a nada.

Muchos de los habitantes de Ciudad Bolívar esperan tener unas ferias de calidad y no como se han realizado los últimos años. Es momento de tomar conciencia cada residente cuando vaya a caminar, comprar o comer durante la realización del evento pues arrojan basura hacia el río Orinoco o como lo he denominado “el gran contenedor de basura”.

Hay que cuidar lo que se tiene porque algún día puede hacer falta y vendrán las lamentaciones. Los gobiernos deben trabajar juntos por una ciudad mejor sin importar la tendencia política.

Un pensamiento en “Feria del Orinoco: ahogados y licor

  1. Es lamentable lo que ocurre por la falta de atención que tienen que ofrecer las autoridades locales cuando autorizan actividades como el de la Feria de la Zapoara donde se observa la omisión de autoridad de las mismas. En una oportunidad se me ocurrió llevar a Cd.Bolívar a mi familia (no guayanesa) y pasar por el Paseo en uno de esos días de Feria,…lamentablemente no les quedaron ganas de regresar por la anarquía existente

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s