En la calle: es vivir entre piedras, desechos, indiferencias y soledad

Recorrer Ciudad Bolívar en carro o caminando te muestra una realidad que aún sigue presente en la población venezolana. Se preguntaran ¿cuál? ¿La delincuencia? Pues no, sino las llamadas personas en situación de calle. Algunos se escaparon del psiquiátrico de la Ciudad, otros huyeron de hospitales o fueron expulsados de sus casas.

Un verdadero ejemplo es lo vivido por un hombre que decidió volver a la época de las cavernas y usar como refugio dos rocas ubicadas cerca del río San Rafael y de los semáforos de la avenida Táchira y 5 de julio, frente de la casa de San Isidro. Su vigilante es el libertador Simón Bolívar quien lo observa desde el otro lado de la calle.

Al acercarse hablar con Alcides Arístides Soto Soto te recibe con amabilidad, alegría y una sonrisa que se marca en su cara, que ya tiene los rastros dejados por la vejez. Es evidente su tristeza por vivir sólo. Reside ahí con dos perros quienes son sus amigos y familia. Uno se llama “Brandon José” de color blanco y el otro “Timberland” de color negro. Ellos le salvaron la vida porque evitaron que lo picara una culebra.

Tiene cicatrices en su abdomen y rodilla. Dice que es poliglota pronunciando Jabibi, Brother y otras frases en varios idiomas. Entre sus pocas pertenencias hay una revista que esta escrita en ingles. Lleva viviendo en la calle hace dos meses.

Asegura que llegó a vivir en la calle porque sus hermanas lo corrieron de la casa cuando su abuela dijo que lo recogieron en un basurero. Por otra parte, dijo que era sobrino del maestro del cientismo, Jesús Soto.

También, manifestó que no le pide nada a nadie y labora limpiando patios en las casas. Sueña con tener su propia vivienda. Su voz se interrumpe cuando habla de su soledad y no tener a quien darle el abrazo de navidad y año nuevo.

Entre sus palabras pronunció “Sin una madre no tenemos nada, madre es una sola. El que tenga la cuide, la quiera, que es un privilegio que no tuve”. Hace esa reflexión como muestra de la falta de esa figura llamada Madre.

Los desperdicios de unos son los utensilios de otros. Lata, piezas de ventilador y piedra son parte de una cocina improvisada usada por Alcides para preparar su alimentación. Para el momento de la visita cocinaba pellejo de pollo y cerca de donde duerme había una bolsa de harina pan amarilla.

Para descasar tiene dos lugares una hamaca (red elaborada con hilos sirve para dormir) colgada en dos troncos y un colchón viejo, colocado entre las piedras con un techo de tela que no lo cubre de la lluvia. Se observa envases plásticos, ropa usada, bolsos, revistas y otros desechos que le da otro uso.

Es evidente que la soledad no es la mejor compañía para los seres humanos. Por eso los diferentes organismos estadales y municipales deben comenzar a implementar programas para tratar de rescatar personas que viven en la calle y ofrecerle una mejor calidad de vida como le especifica Misión Negra Hipólita.

Revolución ciega, sorda y muda

El 13 de enero de 2006 se publicó en gaceta oficial la creación de otra Misión Social llamada Negra Hipólita. Su objetivo es rescatar, reivindicar y garantizar los derechos de las personas (niños, niñas, adolescentes y adultos, adolescentes embarazadas y persona con discapacidad) en situación de calle y de la población que vive en pobreza extrema.

Tal vez está Misión queda simplemente en un papel y las personas (Comités de Protección Social) encargadas de cumplir el propósito de la misma no hacen su labor pues no sienten nada por esos venezolanos que se encuentran en esa situación puesto que no son familiares de ellos.

Es necesario cumplir con los planes de la “revolución bonita” para que demuestren que no son igual a los de la “cuarta república” y ayuden a todas esas personas que deambulan por la Ciudad o será que Venezuela no es de todos, sino de un grupo vestido de rojo. Ayudar es su principal labor.

Para lograr el retiro de la calle y disminuir la pobreza extrema en el país y Ciudad Bolívar se necesita la unión de muchos organismos e instituciones a nivel nacional, estadales y municipales. Como lo establece la creación de esa misión. Los ciudadanos también pueden ayudar regalándole ropa  o comida cuando vea una persona en esa situación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s