Hermano del futbol

Hermano, película venezolana dirigida por Marcel Rasquin cuenta la historia de dos jóvenes, Daniel (El Gato) y Julio quienes son hermanos de crianza. Ambos juegan en un equipo de futbol de la comunidad donde viven, Las Cenizas, ellos son los mejores jugadores. Entre un balón de futbol, pases, tácticas y la cotidianidad de un barrio transcurre la película que califico como la mejor del cine venezolano.

¿Por qué mejor?

La forma en que se cuenta la historia estamos acostumbrado a la violencia, pero en ella se le da un trato artístico no tan agresivo. Se ve que no hay odio hacia nadie. Cada hecho te lleva al siguiente. No te pierdes entre los fotogramas. Las escenas de sexo sólo hay una y muy bien tratada. En momentos el espectador puede inferir una escena pues se funde en negro y te deja esa incógnita para que la develes.

Tal vez me equivoque pero creo que mayor son los momentos de alegría, risas que los de suspensos. Estos últimos están muy bien realizados como cinéfilo te asustas y lloras formas parte de la historia, te involucras en ella. Fue ganadora en el festival de cine en Moscú.

Algo de la historia

La inocencia de un niño confunde el llanto de un bebe abandonado en la basura con el maullido del gato. En un momento la indiferencia y el miedo se apoderan de una mujer, pero luego su bondad y voluntad de ayudar a los demás la impulsa a llevarse a ese niño.

Amor de una mujer hacia un niño que no nació de su vientre. El amor de ese niño hacia su hermano. Los deportistas que mezclan las drogas y actos delictivos con la disciplina que practican.

Una adolescente como las muchas que hay en la sociedad venezolana queda embarazada y decide abortar pero llega a su vida un joven que fue abandonado por su madre y la hace cambiar de idea.

Un hermano sustituto que estuvo dispuesto hacer todo por su hermano. El silencio de muchos cuando conocen el nombre de algún asesino y por temor no lo dicen. Buenos y malos. Tomar la venganza por sus propias manos no es la solución. Varios muertos por no aceptar las responsabilidades.

El valor

Una historia bien contada, hay groserías que a mi no me gustan en las películas venezolanas pero aquí se acepta por el contexto donde se desarrolla la obra lo permite. Tiene alegría, momentos románticos y muy fuertes como la muerte de la madre que sorprendió a muchos espectadores en la sala. Posee buena fotografía y sonido. Hubo un pelón cuando Daniel y Julio van a ver un partido del Caracas Futbol Club, se ve el estadio vacío y luego esta lleno.

Sin pestañar

Yo quede en shock, todavía escribiendo esto mi mente trata de arreglar los fotogramas para darle un final diferente a la película Hermano puesto que el desenlace te deja pensando que Daniel quedo vivo, pero también es posible que halla muerto. Además, para mi debe tener una continuación porque Julio logró jugar en el Caracas Futbol Club. ¿Será que el director tiene una sorpresa por ahí y tiene segunda parte?

Pelicula venezolana galardonada en Moscú

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s